El nuevo edificio del DHUB Barcelona, una de las nuevas caras de la Barcelona del futuro

17 febrero, 2011 | Insólito | Publica un comentario

Un hub es un término anglosajón muy utilizado en el mundo de las comunicaciones. En lo que respecta al tráfico aéreo, su concepto define de forma muy gráfica su significado: un modelo de transporte que se dibuja con relación a un centro y que tiene una forma parecida a la de los radios de una rueda de bicicleta, donde existen diversos radios que confluyen en un mismo punto. De forma paralela, en términos informáticos también puede ser utilizado, y se refiere a un puerto o centro de unión entre conexiones. Este tecnicismo ha sido la excusa que, de forma metafórica, ha inspirado el nombre del Disseny Hub Barcelona, también conocido como DHUB y del que ya hablamos recientemente en este post. Actualmente tiene sus sedes repartidas en dos espacios pero pronto sus instalaciones quedarán centralizadas en un solo edificio de nueva construcción que será el paradigma de la Barcelona del futuro y que, además, contribuirá a la transformación de la plaza de las Glòries.

El edificio, haciendo referencia a su nombre, se convertirá en un hub del diseño a partir del 2012, año en que se prevé que se termine la obra. El hub, redistribuirá, organizará y optimizará el potencial de las redes que hoy conforman el mundo del diseño y, además, se convertirá en un centro de instituciones, un laboratorio de creación y también acogerá el Museo de las Artes Decorativas, el Museo Textil y de la Indumentaria y el Gabinete de las Artes Gráficas.

Oriol Bohigas es el arquitecto que se ha encargado de la construcción de un curioso edificio que estará construido en gran parte por debajo del nivel de la plaza de las Glòries y con una adaptación al terreno existente, con la curiosidad de que se ha concebido aprovechando los recursos y minimizando las excavaciones. Estará distribuido en tres plantas y un entresuelo. En estos espacios se ubicarán la sala de exposiciones principal, las salas dedicadas a las reservas, a la investigación, a la enseñanza, al centro de documentación y a otros espacios de gran concurrencia. La iluminación natural y la relación con el exterior se conseguirán aprovechando el desnivel entre la plaza de las Glòries y el Poblenou con un gran lago como protagonista. La parte del edificio que sobresaldrá del nivel de terreno conformará un gran voladizo sobre la plaza y alojará las salas de exposiciones temporales, el salón de actos, el foyer y la terraza.

Un edificio que pretende divulgar las buenas prácticas del diseño, y puesto que está vinculado estrechamente a las nuevas tecnologías y formas de construcción no puede evitar patrones como la sostenibilidad, que en el caso de la construcción del DHUB serán vitales en la construcción del edificio. Optimización de recursos en el diseño de un centro, cuyas premisas residen en el ahorro energético (instalación de placas fotovoltaicas, adaptación a la topografía para utilizar las acumulaciones de energía del suelo o una construcción pensada para el clima mediterráneo que evitará el sobrecalentamiento de zonas interiores) y el ahorro de agua (el edificio aprovechará el agua de la lluvia y utilizará agua freática para los usos donde no haga falta el agua potable, como es el caso del lago que rodeará el edificio, que utilizará procesos de depuración natural mediante plantas acuáticas y filtros de gravas).

Publica un comentario

Los campos necesarios están marcados *.

*